Crookshanks, más que un gato

Harry Potter Miniatures Adventure Game
Comparte si te gustó

 

 

Harry Potter Miniatures Adventure Game

Creo que a estas alturas todos conocemos a Crookshanks, el gato de Hermione, pero ¿sabías que no es un simple gato?, pues no, no lo es, es más listo que los gatos normales y eso es por algo. Crookshanks es un Kneazle, o al menos un cruce.

Harry Potter Miniatures Adventure Game

Llegados a este punto muchos diréis, ¿que es un Kneazle?. Bien pues un Kneazle es una criatura mágica, muy parecida a un gato común, aunque suele tener orejas y cola de león.
Son muy inteligentes, independientes y a veces agresivos. Tienen una habilidad para detectar personas sospechosas así como para desconfiar de ellas. Debido a su “violencia” hacia esas personas sospechosas, el ministerio de magia los tiene clasificados como XXX si no se cruza con otra especie. Si no son un cruce se necesita licencia para tener un Kneazle.

En la saga podemos ver como Crookshanks, nada más ver a Scabbers, en el prisionero de Azkaban, siente un deseo irrefrenable de ir a por él, y claro todos pensamos “es un gato es normal”, pero la realidad es que Crookshanks sabía que era Peter Pettigrew. De hecho en el libro cuando Hermione lo va a comprar, la dependienta le dice que lleva mucho tiempo en la tienda y que nadie lo quiere.

De la misma forma que Crookshanks sabía que Scabbers era Peter, también sabía que Canuto era en realidad Sirius, con la diferencia de que no era nadie malvado o sospechoso, de echo lo ayuda a robar la contraseña de la sala común de Gryffindor, Neville no perdió el papel donde la apuntada xD.

Bueno y todo lo subsiguiente que ocurre en la casa de los gritos, Crookshanks los guía hasta allí y luego cuando Harry va a atacar a Sirius, este salta a su regazo para protegerlo. Un gato normal se sentaría en su trono y disfrutaría del espectáculo.

Harry Potter Miniatures Adventure Game

Así que como véis, Crookshanks era inteligente, manipulador, conspirador…. espera espera, !!!un gato¡¡¡


Comparte si te gustó