Harry Potter y el Fenómeno Filosofal

Harry Potter Miniatures Adventure Game
Comparte si te gustó

Corría el año 1997, la casa blanca era ocupada por un Bill Clinton antes de ser noticia por sus escarceos extra matrimoniales y en Inglaterra Diana de Gales ya llevaba un año de soltería. Es en este día cuando llega a todas las librerías de Inglaterra un libro de literatura juvenil llamado Harry Potter and the Philosopher’s Stone. Nadie podría llegar a imaginarse ese día que aquel libro empezaría una de las sagas más icónicas, rentables y originales que se hayan hecho en los últimos años, era el principio de algo muy grande, algo que ni siquiera J.K.Rowling pudiera atisbar después de que tuviera que ir de editorial en editorial hasta que Bloomsbury accediera a publicar su novela.

Mucho se ha escrito ya sobre esta saga como para que un humilde “escritor” os vaya hoy a descubrir algo nuevo pero después de haber releído el primer libro recientemente si puedo decir que no parece que hayan transcurridos más de 20 años, pues se lee con la misma rapidez y agilidad que entonces. Harry Potter no solo trata de magia, unicornios y escobas voladoras, es mucho más que eso, trata de poner en valor la justicia y la humildad, de forjar nuevas amistades y de despertar en nosotros la curiosidad por un mundo nuevo y fantástico, un mundo que a día de hoy tiene mucho que aportar a nuestra sociedad como el profundo respeto hacia los maestros y a romper con los prejuicios pues todo el mundo es mucho más de lo que parece.

No tuvo que pasar mucho tiempo para que el mundo entero se rindiera en elogios, por parte de importantes periódicos y medios especializados se hacían comparaciones a otros grandes clásicos de literatura infantil y rápidamente el nombre de J.K.Rowling dejó de sonar como la marca de una farmacéutica para ser un nombre junto al que todos querían firmar. Es por eso que a día de hoy debería de ser un libro de obligada lectura en escuelas de todo el mundo y así despertar desde una temprana edad la afición a la lectura y a la fantasía.

Hoy podemos decir en pleno 2018 que somos mejores personas gracias a Harry Potter.


Comparte si te gustó